Cómo ablandar zapatos nuevos

Uno de los mayores problemas hoy en día cuando compramos un calzado nuevo es la adaptación que tiene que sufrir tanto el pie al zapato, como viceversa. Por eso, dentro de nuestra sección de “Cómo cuidar los zapatos” os vamos a contar qué hacer para ensanchar un zapato nuevo y evitar el dolor de pies.

Cuando compramos unos zapatos nos damos cuenta de que la rigidez y la dureza del material a estrenar nos puede ocasionar rozaduras o lesiones en los dedos o el talón. Con el uso habitual los zapatos nuevos se van adaptando al contorno de los pies haciéndose cada vez más flexibles y cómodos. Sin embargo, hasta que esto sucede de manera natural, sentimos las molestias del zapato nuevo.
como-ablandar-zapatos
A la pregunta de cómo ablandar zapatos nuevos se le pueden dar un par de respuestas eficaces y fáciles de hacer dependiendo del material en que estén realizados los zapatos.
- Como ablandar zapatos nuevos de piel. Cuando los zapatos nuevos son de piel se puede recurrir a cualquier crema hidratante que tengamos a mano en nuestra casa. Hay que aplicar una fina capa en toda la extensión del zapato y repetirla un par de veces dejando que la piel absorba el exceso de líquido. Al penetrar la crema en la fibra de piel, ésta cede su rigidez aumentando su flexibilidad.
- Ablandar zapatos de charol o tejidos porosos
Para ablandar otro tipo de zapatos que no sean de piel en su composición, se recomiendo introducirles una bola de papel en la puntera y meterlos en el congelador durante un par de horas antes de usarlos. Con la bola de papel se consigue ampliar el espacio abierto dentro del zapato y con el frío del congelador se conseguirá la nueva forma que se haya obtenido con la introducción de la pelota de papel.
Una versión rápida para ablandar zapatos consiste en meterlos en una bolsa de plástico el mismo día de la compra y dejarlos en el congelador durante 24 horas.
Si lo que deseamos es acostumbrarnos a la presión del zapato sin recurrir a la flexibililzación del calzado en cuestión, optaremos por usarlos dentro de casa con unos calcetines gruesos. El zapato irá adaptándose progresivamente a la forma de nuestros pies y se hará un zapato cómodo.

ablandador de zapatos
Existen en el mercado algunos productos específicos para ensanchar, ablandar o suavizar la textura de los zapatos.